Tierra del Fuego.- En la mañana de ayer comenzó la campaña de vacunación contra el Covid-19, que ya se cobró casi 43 mil muertos en Argentina y más de un millón y medio de personas en todo el mundo.
La campaña arrancó poco después de las 9 de la mañana en el Hospital de Río Grande, con el personal de la “primera línea” de batalla contra el virus: médicos, enfermeros y personal de la sanidad.
El primero en recibir la vacuna en el hospital de Río Grande fue el Jefe de Enfermeros de la Terapia Intensiva Cristian Svelitze.
En Ushuaia, el primero en ser vacunado fue el Jefe del Laboratorio del Hospital, Manuel Boutureira, quien manifestó “esto es el principio del fin de la pandemia”.
“Sabemos que esto es un comienzo y una protección a los trabajadores de la salud que estamos expuestos al virus”, dijo Boutureira.
Consultado por la polémica en la que se vieron envueltas las vacunas, sobre todo la vacuna rusa, el profesional advirtió que “las vacunas que están en el mercado son todas eficaces y seguras, no hay que tener ninguna duda. Es un avance de la ciencia y un medio de protección”. En los próximos días se continuará vacunando al personal de salud, pero en Ushuaia hay un porcentaje del 10% de los médicos que decidieron no vacunarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

12 + five =