Río Grande.- Ya se. Al poco de leer el título de esta nota, muchos me dirán que la pista de patinaje ya existe, está ahí en la plaza de las Américas, en la famosa rotonda de la ciudad. Sin embargo, estamos planteando una pista de patinaje en serio. Que cuente con un lugar donde se puedan alquilar patines, trineos, que cuente con baños, confitería, que incluso haya vestuarios para que los jóvenes puedan cambiarse para practicar patín, hockey sobre hielo u otro deporte. Un lugar que signifique el centro invernal de la ciudad. Durante la última parte de la gestión de Melella se intentó reactivar un poco el asunto. Sin embargo, poco y nada: un par de baños químicos, dos carritos ambulantes de comida y personal municipal que entregaba, al aire libre, improvisadamente y tiritando de frío, un par de patines de tanto en tanto. También estaban los oportunistas que alquilaban patines que colocaban en precarias cajas de zapato o cajones de verduleria. La gente, por su parte, abrazada a sí misma, dando saltitos en el lugar para no morir congelada. Nunca pensar en un lugar caliente donde la gente pueda cobijarse, un sanitario donde los niños pueden ir al baño sin sobresaltos, una salita de emergencias por si acaso, una confitería donde tomar un buen café o chocolate caliente, mientras se pueda observar por grandes ventanales la actividad sobre la pista. Clases de patín, patín artístico, hockey. Incluso imaginen un bar, músicos tocando en vivo y cerveza tirada. Sobra lugar y espacio en las inmediaciones de la actual pista. Dicen que soñar no cuesta nada. Para más cuando el sueño está ahí, al alcance de la mano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

five × 2 =