Tierra del Fuego.– Manuel Rimbault, es un eterno personaje que siempre estuvo ligado a la política. De profesión abogado, llegó al poder de la mano de Fabiana Ríos donde tuvo una activa participación como legislador, luego, participó del gobierno de Rosana Bertone siendo uno de los artífices de la reforma jubilatoria y de numerosas políticas de ajuste llevadas a cabo por la exgobernadora como por ejemplo el congelamiento de los salarios públicos. Incluso, actualmente se desempeña como asesor tras bambalinas de Rosana Bertone en la Cámara de Diputados -supo ser su asesor en el Senado, luego del pacto al que arribaron en 2012, a espaldas de la militancia progresista-.Juntos, fueron los que idearon la creación de numerosos juzgados, una cámara de apelaciones en Ushuaia y, así, lograron ubicar 21 jueces a su gusto, pero ahora Rimbault se queja del presupuesto existente para la justicia, mismo presupuesto que él creó.
El colmo de las paradojas es que ahora, Manuel Rimbault, se presenta como aspirante al superior tribunal de justicia y realiza una petición donde, aclara, que se respete la división de poderes, cuando él responde directa y públicamente a los intereses de Bertone. Para más, existe un requisito para la participación en el concurso de juez del superior tribunal que radica en firmar una declaración jurada dando fe de que no existen sanciones administrativas ni condenas judiciales. Sin embargo, Raimbault solicitó que ello no se tenga presente para él porque cuenta con una condena en el plano civil que le inició el Tribunal de Cuentas provincial, que con intereses, debe oscilar en la suma de $500.000. La condena se debe a que en épocas de presidente de la legislatura hacía descuentos compulsivos a empleados legislativos -sin previa autorización judicial- lo que le valió al Estado provincial afrontar diversos juicios donde salió perdidoso a causa de las negligencias y arbitrariedades de Rimbault. Por tal motivo, el Tribunal de Cuentas le inició juicio por daños y perjuicios lo que le valió una doble condena tanto en primera como en segunda instancia. Ahora deberá resolver el Superior Tribunal de Justicia.
Estos son los operadores jurídicos de Bertone que, junto con Worman y Ramonet, siguen facturando a nombre de la actual diputada con doble moral, ya que por un lado se quejan de la justicia, pero por otro lado viven de ella, ya sea acomodando jueces como el caso de Rimbault o bien colocando familiares en el poder judicial como el caso del periodista Ramonet quien cuenta con una hijastra y su yerno en altos rangos los cuales se lleven cada uno de ellos $ 400.000 por mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

four + 9 =