Tierra del Fuego.- No se entiende por qué existen algunos nombres tan errados para identificar a los puntos turísticos de nuestra provincia. Empecemos por el Cerro Castor. En principio, el Castor no es una especie autóctona del lugar, fue introducido en el año 1946 para dar inicio a la industria peletera. Pero, como en la Argentina hacemos todo mal, no controlamos el índice de natalidad de este animal y ahora el Castor es la especie más dañina de nuestro ecosistema. Se calculan que hay más de 100.000 ejemplares los cuales destruyen los bosques y alteran el curso de las aguas. La legislatura provincial la declaró una especie dañina e incluso se permite cazarlos. Sin embargo, vamos y le ponemos Cerro Castor al punto más turístico de la provincia. Linda paradoja! A la especie que está destruyendo nuestro ecosistema la premiamos colocando su nombre a diestra y siniestra. Hasta tenemos graciosos muñecos y marchendasing para niños. Continuemos. Al llegar a Ushuaia nos chocamos con el imponente Canal de Beagle. No obstante, el nombre Beagle hace referencia al barco con el que arribó a estas tierras el capitán Fitz Roy y, con él, la matanza y muerte de numerosos indios. Jemmy Buton, Fuegia Basket, York Minster y Boat Memory fueron los nombres que Fitz Roy le dio a los cuatro yamanas para ser engrillados, subidos al Beagle y enviados a Europa para evangelizarlos a la fuerza. Los yamanas llamaban al canal de Beagle Onasahga, pero nosotros fuimos y le pusimos Beagle en honor a los colonizadores.
El nombre del Lago Fagnano resulta debatible. Si bien fue un monseñor que llegó a estas tierras e intentó ayudar a los onas, lo cierto es que también fue el chivo expiatorio del hombre blanco para iniciar la matanza y colonización de estas tierras fueguinas. Se podría decir que existían numerosos nombres para ponerle al lago más importante de la provincia. En Río Grande denominamos Punta Popper (también hay negocios comerciales que llevan ese nombre) al cabo que divide las aguas del río Grande de las del mar. Sin embargo, de hacer una poquito de historia nos damos cuenta que Julio Popper fue quien comenzó con el genocidio de los indios onas, matando a muchos de ellos. Sin embargo, vamos y lo premiamos poniéndole su nombre a una reserva natural.
Por eso, es hora de hacer un poquito de revisionismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

eleven − 1 =