El ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, cuestionó este viernes el impuesto a la riqueza que impulsa el Gobierno, aunque parte de su bloque de legisladores votó a favor para que obtuviera la media sanción en la Cámara de Diputados.
Desde su cuenta en Twitter, el líder de Consenso Federal sostuvo: “La inversión no se alienta con látigo sino con instrumentos y el diseño de un paisaje que muestre un camino hacia la prosperidad”.
El ex candidato presidencial justificó, no obstante, la posición dividida de su bloque cuando el proyecto fue aprobado esta semana en Diputados.
“Consenso Federal es un espacio democrático y, por tanto, abierto al debate externo e interno, respetuoso de las posiciones personalísimas que expresan sus miembros, por ejemplo, en las votaciones en el Congreso de la Nación. Esa es nuestra inspiración”, explicó en el mismo hilo.
Y añadió: “Y en esa dinámica, en ocasiones surgen posiciones públicas personales muy respetables sobre aspectos instrumentales, de las que se hacen cargo quienes las sostienen”.
Del bloque de legisladores de Consenso Federal, Alejandro “Topo” Rodríguez y Jorge Sarghini votaron a favor de la iniciativa del Frente de Todos (FdT). Graciela Camaño, en cambio, votó en contra.
Bajar la carga tributaria
Además de criticar el proyecto aprobado en Diputados, Lavagna remarcó la necesidad de bajar la carga tributaria a los sectores productivos.
“Ninguna de esas posiciones modifica mi convicción de que la única posibilidad de Argentina de iniciar la recuperación, es crear las condiciones para impulsar la inversión, generadora de nuevos puestos de trabajo bajo regímenes más modernos y tan justos como los vigentes”, puntualizó en otra parte de su argumentación.
Y recordó: “Cuando en 2002 comenzamos a emerger de la crisis, lo hicimos con el esfuerzo de todo el pueblo argentino, de los ricos y de los pobres, si es que se lo quiere dividir así, sin ayuda externa alguna”.
“La inversión que le dio sustento al inicio de un ciclo virtuoso de cinco años de crecimiento a tasas de 9% estuvo a cargo de argentinos que fueron alentados para hacerlo. NO desalentados”, remarcó.
En esa línea sugirió que “hoy deberían hacerse cosas para que el resultado sea el mismo” y puso como ejemplo “una masiva desgravación a la creación de trabajo y la inversión pymes”.
“La inversión no se alienta con látigo sino con instrumentos y el diseño de un paisaje que muestre un camino hacia la prosperidad”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

sixteen − two =