Tierra del Fuego.- En nuestra provincia parece ser que la ciudad de Ushuaia es el único lugar turístico donde se centra la atención de las autoridades a los fines promocionales. Es verdad que allí, la belleza es abrumadora y existen actividades para todos los gustos: desde deportes de nieve en invierno hasta trecking y embarcaciones el resto del año.
No obstante, en Río Grande existen bellezas ocultas que deberían promocionarse con más ahínco a los fines turísticos. Por eso, guanacosur tuvo el atrevimiento de hacer un pequeño circuito turístico con el objeto de que los riograndenses puedan disfrutar los puntos más bellos de esta ciudad en las próximas vacaciones, en virtud de que la pandemia hará que muchos se quedan dentro de la provincia. Veamos el itinerario:
Día 1: A los fines de realizar este trayecto turístico empezaremos por la zona norte. Allí, a 40 kilómetros de San Sebastián, por un camino de ripio en buen estado, donde debemos doblar a la derecha a la altura del puesto de Gendarmería, llegamos a Punta Páramo, la tierra donde Julio Popper intentó extraer oro, comenzando la matanza indígena.
Al llegar a Punta Páramo nos encontraremos en primer término con unas playas formidables protegidas por acantilados naturales, perfectas para pasar una tarde al reparo del viento. Podrán encontrar lobos marinos descansando en la arena y extensas playas. Luego, hacia la derecha se abre un camino que nos lleva a la punta de la bahía de San Sebastián y nos encontraremos parados en un hilo de tierra, rodeado, a ambos lados, por agua. Un lugar de ensueño, pero se recomienda ir en camioneta y chequear el estado de las mareas porque recordemos que es la punta de la bahía donde nos encontramos parados y, puede subir el mar en cualquier momento.
Día 2: Cabo Domingo, desembocadura del Río Chico. Esta es de las excursiones más conocidas en Río Grande, pero si los vienen a visitar de afuera es ideal y cercano para pasar el día. Aquí, podemos desde subir a la punta del Cabo, hasta, desde la playa, caminar a la desembocadura del Río Chico. También, se aconseja hacer una caminata por la playa, pasando el cabo pues ahí el mar nunca se retira a diferencia del centro de la ciudad. Al regreso, podemos detenernos a la altura de la planta de tratamiento de agua en Las Barrancas y aprender un poco sobre avistaje de aves y ver esqueletos de ballenas en la oficina provincial que allí se encuentra.
Día 3: Camino de las Estancias y Laguna Flamencos. Este camino se toma desde la circunvalación una vez que se pasa la Laguna Seca. Allí continuamos derecho y en primer término nos cruzaremos con la Estancia María Bethy donde se puede hacer un recorrido histórico y, en época de esquila, ver la actividad con las ovejas. También se encuentra la cancha de golf, única en la ciudad de Río Grande. Unos kilómetros más adelante nos encontramos con estancia Flamencos, donde precisamente se encuentra la Laguna y unos acantilados hermosos, todo ello rodeado de ovejas. De seguir camino más adelante se termina dando una vuelta por un conjunto de estancias, se cruza el Río Chico para finalmente salir a la ruta nacional n* 3 a la altura de estancia Sara. Más adelante nos encontramos con la Misión Salesiana donde se puede hacer una visita, allí hay un hermoso museo con animales autóctonos del lugar como así también cuestiones históricas.
Día 4: Ciudad y alrededores – museos y punta Popper. Esta día lo dedicamos a recorrer la ciudad. Se puede visitar el museo Choquintel en la calle Alberdi, el museo de los veteranos de guerra y el
Centro cultural Yaganes. También podemos visitar la reserva natural Punta Popper donde desemboca el Río Grande en el mar. Podemos comer exquisitos platos de nuestra gastronomía local: Nistro, Grande Hotel, Posadas Los Sauces, Tante Sara, y el histórico Roca.
Día 5: Río Grande-Acantilados de Viamonte. Este día lo aprovechamos para ya tomar dirección hacia el sur. Podemos hacer una visita al Río Grande, y su viejo puente colgante para luego pasar la mañana en los Acantilados cerca de la Estancia Viamonte, esos acantilados nos protegerán del viento y además podemos avistar cóndores. Ya al mediodía podemos frenar a comer en el
Restaurante de Punta María
de cara al mar. Luego, una pasadita por estancia San Luis. A los que les gusta la pesca con mosca, pueden aprovechar a tirar la caña en el Río Grande o bien irse para el lado los Lodges de pesca como José Menéndez.
Día 6: Lago Yehuin, Corazón de la Isla y lago Chapelmuth. En la segunda entrada hacia la derecha luego de traspasar el destacamento José Menéndez -Ruta complementaria n* 18- vamos camino al Lago Yehuin uno de los puntos turísticos más sorprendentes de la zona. Allí se puede acampar, hacer fuego de cara al lago con los vestigios de la vieja Hosteria de fondo. Una buena opción es caminar bordeando el lago donde nos encontramos con diversos e impresionantes paisajes. También, antes de llegar al Yehuin, el camino se desvía para llegar al Corazón de la Isla y allí también daremos con el Lago Chapelmuth paralelo al lago Yehuin.
Día 7: Cabo San Pablo y camino hacia Ushuaia. Finalmente, camino a Ushuaia, podemos visitar el Cabo San Pablo, a 50 kilómetros aproximadamente de Río Grande. Se accede a través de la ruta A donde en la costa se encuentra anclado el famoso barco Desdemona y también nos encontraremos con la vieja Hosteria abandonada. Se puede acampar e incluso hay baños quimicos.
Luego volvemos y vamos camino a Ushuaia donde allí encontramos los más excelsos paisajes que jamás hayan visto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

three × 3 =