Tierra del Fuego.- Desde que surgiera el coronavirus en la ciudad de Wuhan y luego de que se fuera extendiendo a todos los países, la Organización Mundial de la Salud pareció jugar siempre a favor del Covid 19. Desde un primer momento se pronunció en contra del uso de los barbijos, para luego decir lo contrario. Más tarde opinó que la cuarentena era el único arma para contraatacar el virus, pero luego se contradijo al decir que las consecuencias de la cuarentena eran aún peores que la misma enfermedad. En lo que respecta a los estudios referentes a combatir el virus, se opuso a todos ellos sin aportar o financiar otros medios científicos que ellos consideraran viables. Así, desestimó el uso del antiparasitario ivermectina sin posibilidad de generar al menos estudios en la materia y ahora, los científicos demuestran que el uso de ese antiparasitario es viable para enfrentar al Covid 19. También la OMS manifestó que el uso del plasma no ayuda a combatir la enfermedad y actualmente existen estudios que demuestran lo contrario, en especial, el del médico argentino Fernando Polack que demostró científicamente cómo ello ayuda en pacientes mayores a 60 años o bien si se aplica de manera temprana. Ahora desde la OMS afirman que no se producirá la inmunidad rebaño y que las vacunas no surtirán el efecto deseado en el año 2021. Mientras todos los países del mundo se encuentran en una carrera maratónica para generar más y mejores vacunas, la OMS continúa con sus predicciones erróneas y negativas sobre la materia. No en vano Estados Unidos anunció que dejó de aportarle fondos a la OMS porque su gestión fue desastrosa y por encubrir la propagación del virus. Incluso, en su momento, la OMS había felicitado a China por su actuación contra el Covid 19 cuando el país asiático nunca cerró sus fronteras lo que facilitó la propagación del virus.
El tiempo dirá cómo actuó la OMS, pero al parecer están muy interesados en que ser virus continúe andando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

8 − four =