Israel y Palestina
una herida que lastima.
La muerte anuncia
un nuevo día,
la guerra se avecina.
Niños indefensos,
se quedan sin vida,
ya es tarde para que
reine la paz en estos días.
Misiles que van y vienen,
la irracionalidad no se detiene.
Israel al corona retiene, pero
eso fue todo en vano,
porque nuevas muertes han arribado.
Pensar que se pudiera haber evitado,
pero empecinados siguen disparando.
Los derechos humanos, bien, te los regalo.
Mucha normativa en vano.
Nadie respeta al de lado,
y las metrallas
continúan sonando.
Los de izquierda defiende al Hamas
y a la franja de Gaza,
no les importa nada,
solo confrontar con la derecha reaccionaria.
La derecha reaccionaria
no se queda en la retranca
y afirma que Israel
cumple bien su papel,
pues fue agredido
sin incitar a su enemigo esta vez.
Unos y otros se pelean,
mientras los niños
mueren de buenas a primeras.
Qué cosa seria! Las lágrimas
de las madres no quieren guerra.
Es una nueva era, pero por
lo visto es solo quimera.
Pues la guerra no entiende cosas
como esas.
Escribo estas letras
mientras tres o cuatro niños
mueren en una balacera.

Artículo anteriorEL CLUB DE PARIS PRORROGA LOS VENCIMIENTOS DE LA DEUDA ARGENTINA
Artículo siguienteCentenario de Río Grande: Centenario de Río Grande:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 × 3 =