Tierra del Fuego.- El día viernes finalmente se conoció el veredicto emitido por el tribunal de juicio contra Saldivia condenándolo a la mínima pena por el delito de abuso sexual con acceso carnal contra una menor. El tribunal siguió la pena mínima pedida por la fiscal Urquiza quien entre los 8 a 20 años que oscila la condena se inclinó por la mínima sanción ya que entendió que el abusador no contaba con antecedentes penales entre otros atenuantes. Lo llamativo de las declaraciones de la fiscal es que no explica cuáles serían los otros atenuantes y tampoco explica cómo se le puede aplicar la pena mínima a un abusador condenado por haber tenido acceso carnal con una menor, por el simple hecho de no contar con precedentes penales. Este extremo es de suma gravedad ya que, en lo sucesivo, esto generará jurisprudencia y los violadores sujetos a juicio se valdrán de tal precedente para pedir la pena mínima en el caso de que no tengan antecedentes penales. Es decir que el atenuante para la fiscal se encuentra por encima del agravante delito de abuso con acceso carnal.
La lucha llevada a cabo por los pañuelos amarillos no conmovió a la fiscal y para más, los mismos integrantes de ese colectivo, manifestaron que la fiscal Urquiza nunca generó empatía con las víctimas. Parece que ni siquiera la paridad de género puede generar empatía entre el mismo colectivo femenino.
Mientras tanto los menores abusados claman justicia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

eight − seven =