Tierra del Fuego.- Según rumores que deambulan por los pasillos de la Corte Suprema de Justicia, hoy, el más alto estrado judicial se pronunciaría a favor de la autonomía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para que sea el gobierno porteño quien deba decidir sobre si las escuelas deben estar abiertas o cerradas en su jurisdicción. Por lo tanto, de esta manera, se desplaza al gobierno nacional de esa decisión, pues en definitiva son las provincias quienes tienen a su cargo el pago de los recursos y la responsabilidad en todo lo que tiene que ver con: salud, educación, justicia y seguridad, en base a lo establecido en los artículos 5, 121 y siguientes de la Constitución Nacional.
Muchos oficialistas automáticamente pensarán que este fallo que dictará la Corte es por el avance que intentó hacer el gobierno contra un gran número de jueces instándolos a jubilarse para así poder colocar los magistrados necesarios para garantizar gobernabilidad.
Sin embargo, si uno se detiene analizar hacia dónde apuntará el fallo de la Corte -en cuanto darle autonomía suficiente a las provincias para llevar adelante las propias políticas de Estado en materia exclusiva que les compete-, caerá en la cuenta que el fallo de la Corte Suprema le está haciendo un inmenso favor a Alberto Fernández. Ello, porque le quitará la responsabilidad única en el manejo de la cuarentena y pandemia para trasladar tal responsabilidad a los gobernadores y que sean ellos quienes, conociendo la realidad sanitaria de su provincia y municipios, tomen las decisiones correspondientes en lo que respecta a salud y educación en torno a la pandemia de Covid 19.
En definitiva, así lo establece la Constitución Nacional, además, en el fallo se hará referencia en cuanto a que el presidente no cuenta con facultades para dictar un decreto de necesidad y urgencia cuando se encuentra en funciones el Congreso Nacional, pues recordemos que el decreto de necesidad de urgencia sólo puede dictarse cuando no se pueden seguir los métodos corrientes para que sesione el Congreso.
Por lo tanto, todo hace parecer que, de una buena vez por todas, el federalismo en nuestro país comenzará a funcionar. Al fin al cabo gracias a la Pandemia.

Artículo anteriorLA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN ANTIGRIPAL SE ESTÁ DESARROLLANDO SATISFACTORIAMENTE EN LA PROVINCIA
Artículo siguienteDENUNCIAN ESTAFA EN PAMI POR 21 MILLONES DE PESOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

fifteen − 2 =