Las últimas restricciones cambiarias que fijan una doble carga impositiva para los ahorristas que quieran comprar dólares y que acotan el acceso de las empresas a divisas oficiales, empujaron a los distintos tipos de cambio formales e informales a un nuevo umbral entre $140 y 150 pesos.
Este techo actual para el dólar no es casual, sino causal y responde a distintos indicadores que son seguidos de cerca por analistas económicos.
-Agregados monetarios versus reservas. Un informe de IDESA (Instituto para el Desarrollo Social Argentino) apuntó: “el dinero en efectivo, en cuenta corriente, cajas de ahorro y plazos fijos de la gente asciende a $6,3 billones”, mientras que “las reservas del Banco Central están en el orden de los USD 42.500 millones. Esto significa que por cada dólar en el Banco Central, hay $148 en poder de la gente”.
Si todos los pesos que dispone la gente se volcaran a comprar dólares, el tipo de cambio en lugar de $75 que fijó el Gobierno tendería a $148. Si bien se trata de una simulación hipotética y extrema, no es casualidad que en el mercado libre se transe el dólar en valores cercanos a esee monto. Dicho de otra manera, la masiva emisión monetaria ha generado una enorme inconsistencia entre la cotización del dólar oficial y la cantidad de dinero que dispone la gente”, señaló IDESA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

5 × one =