Tierra del Fuego.- Todos aquellos que atravesaron el Coronavirus dentro de su cuerpo coinciden en algo: síntomas inesperados, la fiebre que sube y baja, ánimo por el piso, leve mejoría, pero devuelta el cansancio, neumonía, pérdida de olfato y gusto. También existen reinfecciones con síntomas similares. Esto para los casos más leves, para los casos más complejos: internación y/o intubación.
Con el dólar y la Argentina parece suceder lo mismo, se ha contagiado de coronavirus y hace un par de semanas atrás, cuando su cotización ascendió a los 190 pesos, se podría decir que argentina estaba en terapia intensiva, con respiración artificial y numerosos medicamentos. Incluso, hasta el propio ministro de economía, Martín Guzmán, como su médico de cabecera, estuvo en el ojo de la tormenta y a punto de ser echado. Sin embargo, los días pasaron, el la paridad peso-dólar comenzó a estabilizarse y la argentina salió de terapia intensiva. El médico de cabecera, Martín Guzmán, no fue echado, incluso, se le pidió perdón y fue vanagloriado más de la cuenta. Sin embargo, en el día de hoy, nos enteramos que hubo una nueva reinfección y la cotización del dólar comenzó con síntomas preocupantes, ya que en un sólo día ascendió 16 pesos. Los
mercados, como virus indómito, se propagaron en un instante hacia el cielo, los corredores de bolsa, arbolitos y cuevas en marcha y contra marcha.
La situación es delicada porque la fiebre va en ascenso, el mercado cierra mañana y aún no sabemos cuál será el parte médico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

4 + 17 =