Tierra del Fuego.- En nuestra provincia cada seis meses, surge la misma reiterativa historia: el pago del aguinaldo. Durante toda la era Bertone se la pasaron asustando a la gente diciendo que la cuestión venía difícil, que no se iba a poder pagar sueldos sin la ayuda de nación y que, en esas condiciones, era imposible otorgar aumentos. Cada vez que se debía hacer frente al pago del aguinaldo, Bertone volvía a asustar con la crisis y, luego, salía por todos los medios anunciando el pago del aguinaldo en una sola cuota como una victoria. Martín Pérez se la pasó quejándose por el retardo del pago de la coparticipación municipal, que en tales condiciones no iba a poder pagar sueldos, ya que la recaudación era muy baja por la pandemia y, de buenas a primeras, también salió a anunciar el pago del aguinaldo en una cuata. Melella no perdió el tiempo, ni tampoco se dejó correr por el Intendente del norte y también anunció, con bombos y platillos, el pago del aguinaldo en una sola cuota. Acaso, no es un derecho de los trabajadores cobrar el sueldo en tiempo y forma y con ello el correspondiente aguinaldo? Está bien, muchos dirán que algunos gobernadores locales, que es mejor no recordar, cada vez que podían pagaban en cuotas el aguinaldo e, incluso, muchas veces también el sueldo. Pero no podemos estar anclados en historias antiguas y mal administradas para inflar el pecho y decir con orgullo “pagamos el aguinaldo en una sola cuota”. Durante la época de Bertone el justificativo era la crisis, ahora la pandemia, mañana que desde nación no envían la coparticipación y después tenemos que observar cómo el presupuesto se dilapida en obras inconclusas, ampliaciones de personal por favores políticos, campañas políticas o vaya uno a saber en qué. Siempre la misma historia vieja. Sacar el pecho por el pago del aguinaldo en tiempo y forma, es lo mismo que aplaudir a un cajero automático porque nos da nuestro dinero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

10 + 16 =