Tierra del Fuego.- A los municipios de Río Grande y Ushuaia los aqueja desde hace días un constante problema: el agua. En ambas ciudades hay varios sectores sin suministro de agua o bien con cortes escalonados. Por eso, desde el área municipal alegan que ello se debe al invierno histórico que está afrontando la provincia y el uso desmedido del agua que colapsan las cisternas. Sin embargo, deberán articular rápidos mecanismos para solucionar el tema, ya que el suministro de agua es fundamental en todo orden de la vida, pero aún más en estos días donde para prevenir el coronavirus es esencial estar higienizado. Por estos días, los sectores más vulnerables deben aguardar ser asistidos con agua y, en muchos casos, esa ayuda no llega. Un vecino de la ciudad de Río Grande denunció en el portal Aire Libre que no cuenta con agua desde hace 45 días. Gracias a que los colegas dieron a conocer esa preocupación del vecino, recién entonces el municipio se puso manos a la obra, pero como siempre corriendo atrás de la pelota.
El agua es de los primeros servicios esenciales que deben garantizarse, pero por lo visto estamos muy lejos de ello.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

five × 3 =