Tierra del Fuego.– El significado de coyuntura remite a: “Combinación de factores y circunstancias que caracterizan una situación en un momento determinado”. Existen buenas coyunturas políticas y malas coyunturas. Ejemplo de una buena coyuntura fue el primer gobierno peronista donde la Argentina despuntó económicamente debido a la Segunda Guerra Mundial que azotaba a Europa y la necesidad de manufactura para el resto del mundo. Para la Argentina eso significó una buena coyuntura mientras que para el resto de Europa ello fue una pésima coyuntura. Otro ejemplo más reciente de buena coyuntura fue durante el gobierno Kirchnerista donde el precio de la soja estaba en su punto maximo y eso permitía un buen desarrollo económico. Un ejemplo de mala coyuntura o bien un Cisne negro es para el mundo entero el asunto del Coronavirus y más aún para los países latinoamericanos que tienen que hacer cola para conseguir vacunas, uno de esos países es argentina que para más se le suman cuestiones aleatorias como la creciente inflación y con ello el precio de los alimentos y, por sobre todas las cosas, la imposibilidad de acceder al alimento favorito de los argentinos como es el asado. Ante este escenario, donde incluso se debate posponer las elecciones de medio término debido a la mala imagen que tiene el gobierno nacional con la posibilidad de que el plan de vacunación se retarde aún más y la potencialidad de un rebrote de casos, queda solo una opción: implementar buenas políticas de gobierno que, incluso, se debieron aplicar mucho antes. Esa parece ser la lectura que hizo Sergio Massa para coaptar a un elector fundamental como es la clase media, cuestión que el gobierno de Macri hizo que se aprendiera a que esa clase tuerce la balanza de una elección de buenas a primeras. Durante el gobierno de Macri la clase media fue duramente castigada debido a que la mayoría de las políticas de ajuste perforaron a esta clase social. En este sentido, el presidente de la cámara de diputados, Sergio Massa, ingresó el pasado viernes al Congreso un proyecto de ley que busca eliminar el impuesto a las ganancias para aquellos que ganen hasta 150 mil pesos y, a su vez, propone un menor pago para los demás ingresos. Pero ello se debe a la mala coyuntura que atraviesa el gobierno con ascendente imagen negativa. Por tal motivo se tomaron cartas sobre el asunto y a todas luces parece que será una medida bienvenida que ni siquiera la oposición se atreverá a oponerse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

thirteen + 3 =