Las gestiones de la gobernadora ante Nación dividen opiniones

0
14

El Gobierno logró destrabar los ejes del pacto fiscal que generaban resistencia entre los gobernadores y se avanzó además el acuerdo de los mandatarios para la reforma previsional, aunque con cambios respecto del proyecto oficial. Los gobernadores accedieron a retirar las demandas contra la Nación a cambio de compensaciones con bonos a 11 años y con un interés del 6 por ciento por 5000 millones de pesos en 2018 y 12.000 millones de pesos en 2019. La posición de Bertone en estas negociaciones recibió consenso y críticas.

Bertone suscribió, junto a todos los demás gobernadores -excepto Adolfo Rodríguez Saa de San Luis-, el acuerdo por el pacto fiscal este jueves en horas del mediodía. Tras el acuerdo, estuvo sentada en conferencia de prensa junto al jefe de gabinete Marcos Peña, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el del interior Rogelio Frigerio, y los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales, y de Misiones, Hugo Passalacqua.

La gobernadora chicaneó con Dujovne, quien hace dos semanas era el enemigo público número uno en Tierra del Fuego. “Yo lo que quería decir primero, es que a partir de hoy voy a tener una nueva relación con el ministro Dujovne, lo anuncio formalmente. No soy una persona que sea resentida en la vida así que empezamos de nuevo”, señalaba la mandataria mientras el economista estrechaba su mano.

“Lo que he escuchado de mis pares gobernadores del Partido Justicialista, es que es la primera vez que no se pierde federalismo en el pacto que hemos suscripto. En los anteriores muchas veces las provincias resignaban federalismo y está es la primera vez que eso no ocurre”, dijo Bertone.

Bertone remarcó el trabajo en equipo con la cartera del Interior y de Hacienda. “Tuvieron mucha paciencia, y lo resalto porque estábamos todos los gobernadores con los reclamos, imagínese a todos los gobernadores peronistas y a los radicales, todos los partidos políticos ahí era un cóctel explosivo”, expresó.

Y agregó: “Hemos quedado conformes y esperamos que se vea ratificado en la Cámara y que acompañen ya que son medidas que ayudarán al país”.

Es un mensaje para el mundo ver que los partidos políticos se pongan de acuerdo a solucionar los problemas que nos aquejaban desde el punto de vista fiscal desde hace más de 50 años”, finalizó.

Las claves del pacto

– Reforma de la ley de impuesto a las ganancias: se eliminará el artículo 104 de la ley que creó, el Fondo del Conurbano. El cambio implica que los gobernadores aceptaron la compensación a María Eugenia Vidal por 105.000 millones de pesos hasta 2019 y la distribución del resto de lo recaudado por Ganancias entre las provinciasd.

– Reforma previsional: Los gobernadores lograron que el Gobierno cediera. Las jubilaciones se actualizarán trimestralmente, como preveía el proyecto oficial original, pero no sólo por inflación, como pretendía la Casa Rosada. El documento que firmaron los jefes provinciales dice que deberán “garantizarse aumentos por encima de la evolución de la inflación”. No se especifica con qué mecanismos se complementaría el ajuste según la evolución de los precios.

– Juicios: Los gobernadores accedieron a retirar las demandas contra la Nación a cambio de compensaciones con bonos a 11 años y con un interés del 6 por ciento por 5000 millones de pesos en 2018 y 12.000 millones de pesos en 2019.

– Ingresos brutos: Se modificarán las alícuotas máximas de ingresos brutos y sellos y completar la eliminación de ambos gravámenes en 2022.

Subsidios: El pacto ratifica la intención oficial de eliminar los subsidios a la energía y el transporte en la ciudad de Buenos Aires. En el primer caso, en 2019 y en el segundo, en 2021.

Los puntos que quedaron pendientes:

– Jubilaciones de privilegio: Los gobernadores propusieron eliminar esos beneficios. La discusión se encarará en el futuro.

– Empleo público y salarios: Lo mismo ocurrirá con los cambios que el Gobierno prevé para ese sector.

Mesa de dialogo en Casa de Gobierno. (Foto: Twitter Walter Vuoto)

Qué se dijo en el sur

Desde distintos sectores políticos consideraron que en el acuerdo por la industria “los empresarios son los beneficiados” y otros respaldaron las gestiones de Bertone. El congelamiento de los sueldos durante dos años para los trabajadores nucleados en la Unión Obrera Metalúrgica también generó rechazo, en el que sería un acuerdo pactado con Antonio Caló, secretario general de la UOM, que fue criticado por Oscar Martínez, titular de la seccional Río Grande y diputado nacional.

En el radicalismo hubo opiniones divididas, algunos celebraron y otros criticaron. “Es un acuerdo histórico para sostener y consolidar la Industria fueguina”, señalaron los legisladores del bloque de la UCR-Cambiemos, Pablo Blanco y Liliana Martínez Allende, quienes celebraron la firma del convenio, a la vez que aseguraron que “como lo dijimos, el Gobierno nacional apuesta al dialogo, al trabajo en conjunto y a consolidar la Industria fueguina”.

Por otro lado, el concejal Paulino Rossi se mostró criticó con la gobernadora. El edil consideró que “lo más lógico hubiera sido atar los salarios al resultado económico de las fábricas, pero por dos años quedaron congelados” y apuntó a “la provincia como gran responsable, no así al gobierno nacional cuyo objetivo es eliminar tributos, privilegios, y tiene su lógica la reforma”. 

“El gobierno provincial entregó atados de pies y manos a los trabajadores sin ningún argumento lógico”, expresó Rossi en una entrevista con Radio Provincia.

Héctor “Tito” Stefani, diputado electo por Cambiemos, dijo en un FM local: “No se por qué se congelaron los sueldos de los metalúrgicos, porque en el acuerdo (que se había firmado en la Casa de Gobierno, en Ushuaia), en ningún momento hablaba de ello. En este acuerdo ganó un puñado de empresarios”.

La oposición, liderada en Tierra del Fuego por el diputado nacional, Martin Pérez, analizó la situación de crisis que atraviesa la industria de Tierra del Fuego luego de los acuerdos firmados entre el Gobierno Nacional, provincial y los representantes industriales.
Pérez afirmó que “en función de este acuerdo no hay nada para festejar, porque lo que el Presidente Macri logró es firmar el acta de defunción de la promoción industrial de Tierra del Fuego”; a lo que agregó “el Presidente le mintió a todos los fueguinos”. Asimismo, destacó que “el acuerdo entre la UOM y AFARTE se realizó en el marco de un condicionamiento general que planteó el propio Gobierno Nacional”.
Por otro lado, Raúl von der Thusen presentó un proyecto para congelar el suelo de los funcionarios municipales de alto rango por un año, para “realizar un gesto político y que todos hagamos el esfuerzo, ya que los trabajadores están pagando los platos rotos y no podemos mirar para otro lado.
Los gremios hablaron por el congelamiento

El SUTEF, a través de su secretario general Horacio Catena, señaló: “”Los compañeros de la UOM Río Grande lo vienen denunciando desde el año pasado: La cantidad de puestos que se han perdido en las fábricas de la isla, los comercios que han cerrado, la cantidad de Pymes que se han achicado. Tierra del Fuego lleva 22 meses consecutivos en recesión”.

El sindicalista alertó que el Gobierno Nacional pretende fraguar un plan para “desarticular la producción en Tierra del Fuego”, por lo que se está ante un “intento de dejar sin población y desmalvinizar a la provincia”, con las graves implicancias geopolíticas y estratégicas que esto conlleva.

El titular del Sindicato de la Construcción de TDF criticó el acuerdo logrado por la Unión Obrera Metalúrgica con Nación, la Provincia y las empresas enroladas en Afarte. Así lo manifesto en una FM local, el secretario general de la UOCRA, Julio Ramírez, quien sostuvo que “nosotros no firmaremos un acuerdo con esas características, es mas, le digo que en marzo comenzaremos las paritarias”, manifestó.

Luis Sosa, secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado, opinó respecto del acuerdo al que arribó el gremio metalúrgico, a través del cual se dispuso que no tendrán incremento de haberes durante dos años. Sostuvo Sosa que “lo lamento por los compañeros de la UOM que fueron extorsionados, al menos eso fue lo que dijo Oscar Martínez”.

“Ningún congelamiento de salarios es bueno en ningún contexto, pero es muy fácil la crítica de afuera y es muy fácil el cuestionamiento desde afuera cuando no están en el cuero de los dirigentes”, justificó Marcelo Córdoba, titular de ATE en Río Grande en FM del Pueblo.

Búsqueda de competitividad 

El presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE), Federico Hellemeyer, se refirió al acuerdo que firmó el sector empresario junto a Nación, Provincia y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires este lunes. “Las empresas no solamente resignan hoy sino que van a resignar más con el correr de los años y van a tener que volverse irremediablemente más competitivas”.

Respecto a al sector empresario dijo que se cedió “en todo lo que tiene que ver con la negociación con sus proveedores de logística y transporte para impactar en la estructura de costos, también trabajar en general en la cadena de valor en general, reducir el costo interno de manufactura por eficiencia de producción en los procesos internos de las empresas, con las consecuentes inversiones que esto significa y también negociar con los proveedores internacionales en un contexto de mayor confianza para bajar el costo de las materias primas”.

La Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino emitió un comunicado de prensa en donde manifestó su postura en relación al acuerdo que busca competitividad en la industria fueguina y congela los sueldos de los trabajadores por dos años. “Rechazamos tal acuerdo y exhorta a que el mismo se ponga a consideración de las fuerzas vivas de la Provincia, nos sentimos defraudados”, señalaron