Inédito: Concejales de Tolhuin pretenden cobrar ítem de antigüedad.

0
7

Las cosas que ocurren en la comunidad de Tolhuin suelen ser solo noticias escandalosas. En esta oportunidad, tres de cinco concejales reclaman el pago, retroactivo, del plus por antigüedad, un beneficio que solo está reservado a los trabajadores planta permanente de las reparticiones públicas. Lo grave es que los actuales ediles aseguran que el beneficio ya lo cobraban los anteriores concejales.

La presidenta del Concejo Deliberante de Tolhuin Janet Alderete explicó la situación, en FM Master´s y desmintió a la concejal Ana Paula Cejas que se opone a el cobro del ítem por antigüedad y aseguró que “en el 2015 cuando asumimos, esto ya se estaba cobrando, también en el 2016 y en el 2017”.

Sin embargo reconoció que “en abril del 2017 se presentó un Proyecto de Ordenanza que fue acompañado por los 5 concejales y se suspendió el pago”. Por lo tanto “este año el concejal Muñoz y Oliva pidieron los dictámenes a los abogados del Concejo y este año que recae en mi la presidencia vuelvo a consultar y me remite una nota el Tribunal de Cuentas y el 28 de setiembre nos contestan y nos dicen que es un Derecho adquirido y que se tiene que seguir abonando”.

Por lo tanto, relató que “se ingresó esta respuesta los primeros días de octubre y se tomó la decisión, porque tengo que resguardar a la institución y se hizo un Decreto para que se siga abonando esto” ya que según advirtió “al terminar la gestión me podría caber una denuncia por incumplimiento de los deberes de funcionario público”, se atajó.

La responsable del Concejo Deliberante de Tolhuin indicó que “la antigüedad es el 1% al año”, es decir que al tratarse de ser un reclamo retroactivo la suma sería muy elevada en algunos casos como es la situación del concejal Muñoz que podría reclamar “nos 180 mil pesos de antigüedad, más los 100 mil pesos que cobra de dieta.

La concejal también busco justificar la antipática medida asegurando que “siempre colaboré con la comunidad y gestionamos y acompañamos y trabajamos muy bien con el Gobierno de Rosana Bertone” y se escudó con lo informado por el Tribunal de Cuentas.

Además recomendó, a los ediles que no están de acuerdo con cobrarlo, “que lo donen si no lo quieren cobrar” sin observar los cuestionamientos éticos y morales que implica el aumento de la dieta de los Concejales en el marco de la crisis económica que vive la sociedad en su conjunto.