“Hicimos lo que ningún otro gobierno se atrevió a hacer”, dijo el ministro Dujovne

0
28

El ministro de Hacienda Nicolás Dujovne justificó hoy los puntos más conflictivos de la reforma impositiva, que ya prendieron las alertas en varias provincias, entre ellas Tierra del Fuego, y defendió el gravamen a la renta financiera, que hasta ahora estaba exenta y que está provocando el rechazo del mercado financiero.

“En la Argentina se da una absoluta inequidad que es que los ingresos del trabajo tributan mientras que los ingresos por intereses de los activos financieros (bonos, Obligaciones Negociables y plazos fijos) estaban exentos. Es una situación inequitativa que no se podía seguir permitiendo. El Gobierno decidió avanzar en lo que ningún otro gobierno se atrevió a hacer”, sostuvo respecto del tributo de 5% sobre la renta financiera en pesos y 15% en dólares anunciada ayer en el marco de la reforma. “Son alícuotas menores que Ganancias y contribuyen a disminuir la desigualdad”, agregó en declaraciones a Radio La Red.

Dujovne explicó que con el 5% a las inversiones en pesos evitaron gravar la inflación que tienen adentro las tasas de interés en esa moneda. Sobre el gradualismo de las bajas de impuestos, Dujovne sostuvo que el Gobierno se encuentra en la encrucijada de “normalizar la estructura impositiva argentina en el marco de las restricciones fiscales. Tenemos que bajar el déficit, pero también tenemos que cuidar la recaudación”.

Y rechazó las quejas de los fabricantes de Tierra del Fuego sobre la baja de impuestos para todo tipo de celulares (los que se hacen en el país y los importados). “Hoy tenemos impuestos internos muy altos para los productos electrónicos, que son insumos necesarios para nuestra vida diaria. Pensamos que gradualmente tenemos que bajar ese 17% a niveles más bajos, en niveles de igualdad con los que se compra la gente cuando viaja al exterior”.

Al ser consultado sobre los impuestos internos que se reducen de 10 a 0% para los autos de gama media que, en su mayoría, se producen en Brasil, Dujovne no hizo distinciones entre el origen de los vehículos. “Nosotros trabajamos con política tributaria, los problemas sobre cuánto se produce acá y en el exterior tiene que ver con cuestiones de otra índole. Independientemente de dónde se produce, como con la TV y los celulares, no discriminamos por producción. Esperemos que, con todos los cambios en los impuestos (baja del impuesto al cheque, al trabajo, reducción del impuesto a las Ganancias a las reinversiones, y la devolución del IVA) tengamos una industria más competitiva y que se produzcan más autos por eso. Cuando uno va al súper no tiene impuestos distintos por producto nacional o importado. Eso se diferencia por aranceles, no impuestos internos”, justificó.

Con respecto a eventuales subas de precios por el alza de los tributos a las bebidas, el ministro indicó que habrá una baja generalizada de costos y que el país se va a volver más competitivo porque se van a sacar impuestos distorsivos. “Vamos a una gran baja de costos que se trasladará en buena medida a los productos que se venden en la Argentina. (Los precios) dependerán de cuánto le habrán bajado costos a las empresas y cuánto se ha subido el impuesto interno. (El tema de las bebidas) es un aspecto pequeño dentro de una enorme reforma”, indicó.