COMENZÓ LA CUENTA REGRESIVA PARA BATTAINI

0
12

Ushuaia.- Como si acaso se tratara de un billete de cinco pesos que, pronto dejará de circular, la ministra Battaini parece que debe tomar una decisión contra-reloj que, a todas luces, la dejaría afuera de la justicia fueguina. Es que ya es un hecho que el jueves próximo se sancionará la ley que coarta las jubilaciones de privilegio de los jueces y, si la ministra – ya con el otorgamiento del beneficio jubilatorio por Anses- no renuncia a su cargo, perdería todos los privilegios que tenía bajo el amparo de la antigua ley. Para ello, hasta que se sancione oficialmente la ley la ministra debe tomar si o si una decisión sobre su acogimiento a la jubilación de privilegio. No obstante, parece que pretende aferrarse a como dé lugar al poder y, por eso, aún espera. Incluso, sabiendo que un posible juicio político se le avecina. El malestar por numerosos ingresos de familiares a la justicia sin control alguno, los viajes incontables realizados, viaticos y numerosos caterings contratados sin racionalizar gastos, son motivo suficiente para que sea apartada de la justicia. A ello se le suma una denuncia por maltrato y acoso laboral, junto a un polémico fallo donde ordenó la revinculacion de un niña con su padre cuando éste se encuentra procesado por haber abusado de su propia hija. Si el juicio político llega a prosperar, la ministra se quedaría sin jubilación alguna, ya que la ley 24018 impide el acceso a la jubilación en caso de que un magistrado/a sea destituido/a por juicio político.
Por todo eso, el reloj empezó a correr en contra de la ministra Battaini.