Bertone juega con la necesidad de los trabajadores

0
12

Así opinó el legislador del MoPoF al referirse al bono de fin de año que la Gobernadora fueguina anunció para los trabajadores estatales. Recordó que la actual administración provincial “ha mantenido congelado el salario de los trabajadores al punto de que hoy hay algunos que están por debajo de la línea de pobreza”

RÍO GRANDE.- El legislador del MoPoF, Damián Loli Löffler opinó sobre el bono de fin de año anunciado por la Gobernadora Rosana Bertone y consideró que “apenas es un paliativo” y si bien opinó que “es oportuno” también remarcó que “es injusto porque lo menos que se merece el trabajador provincial es recuperar parte del poder adquisitivo perdido durante la gestión de Bertone”.
El referente del MoPoF recordó que la administración de la Gobernadora Bertone “ha mantenido congelado el salario de los trabajadores al punto de que hoy hay algunos que tienen un sueldo por debajo de la línea de pobreza y lo mismo ocurre en el sector docente”.
En el mismo sentido remarcó que a su entender se trata de “una falta de respeto” por parte del Gobierno “anunciar a los cuatro vientos que ningún trabajador cobra por debajo de 25 mil pesos cuando ese es el costo de la Canasta Básica en Buenos Aires”.
Por lo tanto insistió en que “el bono que anunciaron para fin de año es una gota de agua en el desierto, ningún trabajador estatal va a solucionar sus problemas con eso, solo va a poder pasar las fiestas quizás con unos pesos más pero el 1 de enero vuelve a tener el mismo problema porque la plata no le va a alcanzar”.
Además consideró que el Gobierno de la provincia “sigue ajustando sobre los trabajadores e incluso los estigmatiza porque a diferencia de los bancarios, los camioneros, o los empleados de comercio, los estatales de la provincia no recibieron aumento pero ahora van a recibir un bono superior al de un trabajador del sector privado y esto genera una señal equivocada porque no es que el trabajador estatal está recibiendo un privilegio, por el contrario, está recibiendo una mínima parte de las utilidades que Bertone ha tenido como consecuencia del aumento de los impuestos al sector privado y el congelamiento de los salarios públicos”.