Para Bertone todo esta bien.

0
18

La gobernadora Rosana Bertone abrió un nuevo período de sesiones ordinarias de la Legislatura con un discurso donde focalizado toda su gestion en la obra pública, donde indico que se estan haciendo mas de 200 obras -aunque no aclaro que la mayoria son con fondos nacionales-. La mandataria aseguro que “si la provincia cuida la paz social y el orden fiscal, en cinco años será una de las más prósperas de la Argentina”. Pero la mandataria nada dijo sobre el endeudamiento millonario en dolares de la provincia, ni la perdida de empleos en la industria fueguina.

En esa línea, la mandataria fueguina reveló que su gestión posee en la actualidad “200 obras en ejecución” con una inversión de “10 mil millones de pesos”, y dijo que todo ese trabajo permitirá “no solo garantizarles servicios básicos a los ciudadanos, sino promover el desarrollo productivo y la creación de puestos de trabajo”.

Entre esas obras, Bertone enumeró la construcción de una nueva ruta costera por el Canal Beagle, la interconexión del gasoducto Fueguino con el San Martín, el saneamiento ambiental de Ushuaia y Río Grande, la ampliación del puerto de Ushuaia, la edificación de una planta potabilizadora de agua en Río Grande, la ampliación del Hospital de Ushuaia y de un microestadio en la zona norte de la provincia.

También habló del tendido de redes domiciliarias de gas, agua, cloacas, energía eléctrica y luminaria pública, y mencionó que desde 2015 hasta la actualidad se “duplicó” el número de soluciones habitacionales entregadas por su gobierno.

“Estamos recuperando el tiempo perdido por la desidia del pasado. Hemos encontrado un rumbo. Las obras son la llave del desarrollo y una condición imprescindible para un futuro de prosperidad, una etapa grande para la provincia”, afirmó.

La Gobernadora habló ante los 15 legisladores que conforman una Cámara distribuida en tres bloques políticos (Frente para la Victoria, Movimiento Popular Fueguino y UCR-Cambiemos) y en un recinto rodeado por manifestaciones de distintos sindicatos estatales y por un numeroso operativo policial.

En su discurso que comenzó con un minuto de silencio en homenaje a las víctimas del submarino ARA San Juan, Bertone se refirió a las condiciones en que recibió la provincia y recordó los primeros meses de su gestión caracterizados por los conflictos gremiales.

“Estamos capeando un fuerte temporal. En 26 meses de gestión impulsé siempre el dialogo y aún con errores tuvimos decisión para lograr soluciones a problemas concretos. Dejamos de llorar por las oportunidades desaprovechadas y tomamos conciencia de que el futuro depende de nosotros. Las soluciones no llegan mágicamente desde Buenos Aires”, enfatizó.

En su alocución de 80 minutos, la mandataria fueguina dedicó varios párrafos a la situación de la industria, donde se refirió a los problemas originados en 2017 por la apertura de importaciones, la quita de impuestos internos y la indefinición sobre la continuidad del régimen de promoción industrial.

Aun así, valoró el dialogo sostenido con el Gobierno nacional, y dijo que “nuestra responsabilidad fue proteger cada puesto de trabajo fueguino”.

“Nación nos abrió las puertas y fuimos escuchados, que no es lo mismo que ser comprendidos. Dimos las batallas necesarias y planteamos una y mil veces nuestra situación, sin lamentos, con argumentos, con firmeza y con la razón”, señaló la funcionaria.

Bertone también habló de la necesidad de “diversificar el sector productivo” y “atraer inversiones”, a la vez que ponderó logros de su gestión como la reestructuración del Estado, la reforma del sistema previsional, la mejora de la recaudación interna, el crecimiento económico del Banco de Tierra del Fuego y el incremento del turismo marítimo.

Asimismo, indicó que en materia educativa, la provincia superó “por primera vez en una década los 180 días de clases”.

La Gobernadora también pidió que la Legislatura discuta “con seriedad” el proyecto impulsado por un grupo de vecinos de la zona norte para crear el cuarto municipio provincial, e instó a los legisladores a debatir los proyectos de reforma política para poder aplicarlos en las elecciones del año próximo.

Bertone se olvido: De la perdida de empleos en la industria fueguina y el millonario endeudamiento en dolares tomado por su gestión no figuro en el discurso de la mandataria que parece estar mas preocupada por su reelección que por otra cosa, mientras varios de sus funcionarios de gabinete dejan mucho que desear y lo peor de todo es que continúan en el cargo a pesar de todo.